Revista EXIT número 89
#89

Edición Impresa + digital

Idioma: Español / Inglés
Fecha: Enero 2023
Páginas: 148
Encuadernación rústica
ISSN: 1577-272-1
Versión digital ISSN-e: 1577-272-1

Movimiento
Motion

Una popular frase nos avisa de que “el movimiento se demuestra andando”, lo que no es del todo cierto, porque hay muchas variaciones de la idea de movimiento. En este número 89 de EXIT hacemos un repa­so a algunos nombres, algunos clásicos, otros nuevos, intentando mostrar ejemplos de cómo la fotografía se esfuerza por salir de la inmovilidad sin moverse, sin dejar de ser una fotografía. Personas, paisajes, el cielo, el mar, la naturaleza, la ciudad… La fotografía y los fotógrafos se esfuerzan por mostrar sutilmente el movimiento latente de la vida, del mundo.

EXIT 89 Movimiento reúne el trabajo de hasta quince fotógrafos que, desde distintas perspectivas, son representativos del tema. El texto central, firmado por el comisario Carlos Gollonet propone una breve, pero muy bien documentada, historia de la relación entre la fotografía y el movimiento. Este ejercicio de escritura se ilustra mediante el trabajo de fotógrafos de gran prestigio, entre los que encontramos a Etien­ne-Jules Marey, Duane Michals, Nicholas Nixon o Eadweard J. Muybridge, entre otros. En el apartado de dosieres, presentamos el trabajo de ocho fotógrafos. Greg Anthon, Sanna Kannisto y Yuki Onodera utili­zan un mismo motivo —los pájaros— para investigar alrededor del vínculo entre fotografía y movimiento; todos ellos, a pesar de compartir temática, tienen aproximaciones, miradas, completamente distintas. Las fotografías de Hans-Christian Schink, realizadas mediante larga exposición, tratan de captar el movimien­to aparente del Sol, que no es más que la rotación propia de la Tierra. Corinne Vionnet y Michael Wesely atienden al movimiento de la multitud, también a través de distintas técnicas y enfoques conceptuales. Ricardo Sánchez, por su lado, se inserta en la tradición taurina para explorar el movimiento del animal y el hombre en esta práctica. Por último, Jonathan Shaw quien, hasta ahora, ha dedicado buena parte de su trayectoria a explorar las posibilidades de movimiento en la fotografía, presenta parte de su trabajo centra­do en el baloncesto y en el ballet.

Visor Online

También en ISSUU

Editorial

Que no se mueva nadie

Rosa Olivares

Portada EXIT número 89

Hay dos advertencias ya inevitables cuando se hace una fotografía: sonrían, y no se muevan. La fotografía se caracteriza por intentar atrapar en un segundo, sobre un papel, un hecho, una persona, un instante concreto, ya para siempre, inamovible, estático, inalterable para toda la eternidad. La diferencia con la pintura la ponía la cámara, la supuesta objetividad de la mirada a través de un aparato sin alma ni opinión que garantizaba que lo que resultaba de ese proceso era no solo real sino incuestionablemente cierto. En la pintura, la subjetividad del pintor, la estética de época, alterarían la realidad; el punto de vista y sentimientos, estado anímico del artista, estarían por encima de la idea de lo real; el resultado sería una obra de arte. Sin embargo, la fotografía no aspiraba a tanto, solamente pretendía generar un documento, no se sabía entonces que toda fotografía antigua acabaría convertida en una obra de arte, más allá de la intención y la finalidad que tuviera en su día.

Hay dos advertencias ya inevitables cuando se hace una fotografía: sonrían, y no se muevan

No había ninguna necesidad de que la fotografía se obsesionase con reflejar el movimiento. Era algo que no entraba en la esencia originaria de la imagen fotográfica, que era inseparable de la inmovilidad, una forma de atrapar una imagen inmutable y estática. Sin embargo, esto no fue así. Desde el inicio la búsqueda de reflejar el movimiento, sea este el salto de un charco, el envejecimiento de las personas, la decadencia de un ramo de flores… se convirtió en objetivo de investigación de muchos científicos y artistas. Carlos Gollonet nos hace una breve historia de este proceso unas páginas más adelante, en el texto central, excelentemente documentado. Llegamos al día de hoy, cuando los fotógrafos usan cámaras con motor que les facilitan tomar miles de imágenes durante un partido de fútbol, dando a la edición la importancia real de la creación artística. Hoy es el fotógrafo el que se mueve para capturar edificios o paisajes a toda velocidad, generando unas abstracciones fotográficas dignas de algún otro número monográfico de EXIT.

Una popular frase nos avisa de que “el movimiento se demuestra andando”, lo que no es del todo cierto

Una popular frase nos avisa de que “el movimiento se demuestra andando”, lo que no es del